¿Qué hacer para estudiar en España siendo extranjero?

¿Qué hacer para estudiar en España siendo extranjero?

Tabla de contenido

Para quienes desean estudiar en otro país, España se caracteriza por ofrecer un extenso programa académico que combina la mayor calidad en la formación con una buena calidad de vida. Debido a su extensa vida cultural, las ciudades españolas son consideradas como ciudades estudiantiles por excelencia, recibiendo cada año a personas provenientes de todas partes del mundo.

Una vez que una persona se instala en España para estudiar, puede disfrutar de aprender en algunas de las universidades más antiguas y prestigiosas del mundo, combinando el aprendizaje con hermosos paisajes, una muy activa vida social y cultural, entre otras cosas. Por eso, a continuación, vamos a contarte lo que debes hacer para estudiar en España siendo extranjero. 

Requisitos para estudiar en una Universidad española siendo extranjero

Actualmente, España cuenta con 76 universidades distribuidas en todo el país, siendo 45 públicas y 31 privadas. Un aspecto destacado es que un 5% del total de las inscripciones se reserva específicamente para estudiantes internacionales. Pero, además, como la formación no está centralizada, las personas tienen la posibilidad de enviar solicitudes a tantas universidades como deseen, a fin de poder encontrar el cupo que buscan. 

Los requisitos para poder ingresar en una universidad española dependen de las circunstancias de cada alumno, incluyendo aspectos como los estudios cursados hasta el momento y el país de orígen. No obstante, los requisitos son similares en las universidades públicas y en las privadas. 

Algunos de los requisitos que se pueden solicitar para poder ser admitido en una universidad española son los siguientes:

  • Tener un pasaporte vigente.
  • Obtener la visa de estudiante.
  • Rendir un examen de admisión PCE-UNEDassis (aunque no es aplicable en todos los casos)
  • Homologar el título correspondiente a los estudios que se hayan cursado hasta el momento. 

Las PCE son Pruebas de Competencia Específicas para el Acceso a la Universidad Española. Se trata de un requisito que se pide a los estudiantes que tengan bachillerato completo en su país de orígen y es necesario como validez para ingresar a una universidad española. En este examen se incluyen asignaturas tales como Lengua y Literatura, Historia de España e idiomas. 

No obstante, no todas las universidades ponen este examen como requisito, por lo que es importante consultar con la universidad en cuestión para saber si se debe rendirlo. Es un examen que se pide a estudiantes internacionales de la Unión Europea e Iberoamericanos de países que posean acuerdos con las universidades españolas. 

Documentación o permisos necesarios

Ahora que hemos visto los requisitos generales para estudiar en España siendo extranjero, hablaremos de la documentación o permisos que pueden solicitarse. 

Pasaporte o tarjeta de identidad

En el caso de ciudadanos pertenecientes a la Unión Europea y otros con los que se mantiene relación estrecha pueden no necesitar el pasaporte, siendo suficiente con la tarjeta de identidad de cada país. No obstante, si se proviene de un país que no es miembro de la UE, se deberá conseguir un pasaporte que permanezca vigente durante la estancia. Es importante que el pasaporte sea válido hasta un mínimo de tres meses posteriores a la fecha prevista de regreso al país de origen. 

Visa de estudiante

Al comenzar estudios en España, se permanecerá en el país más de 90 días, dependiendo del curso que se realice. En estos casos, será necesario solicitar una visa de estudiante. Existen dos tipos dentro de esta: la de corta duración, que contempla de 91 a 180 días y la de larga duración que es para más de 6 meses. 

Los requisitos para obtenerla incluyen no ser ciudadano de la Unión Europea, disponer de capacidad económica suficiente para costear la estancia y no tener vetada la entrada a España. Por otra parte, será necesario presentar un justificante de la inscripción en la institución educativa. 

Alojamiento

Al presentar la solicitud para el visado, será necesario incluir una confirmación de la dirección en la que se tendrá alojamiento durante el tiempo en que se estudie en el país. Son muchas las opciones de alojamiento que los estudiantes extranjeros pueden encontrar en España, pero es indispensable que brinden la información respecto de la dirección para la obtención de su visa. 

Tarjeta sanitaria o seguro médico

Para poder estudiar en España, es indispensable contar con un seguro médico o la Tarjeta Sanitaria Europea en el caso de los ciudadanos de la UE. En caso de no poder obtener esta tarjeta, se recomienda contar con un seguro médico privado para el viaje. 

Justificante paterno

El justificante paterno es algo que se solicita solamente en el caso de los estudiantes que viajan siendo menores de edad. Puede ser firmado por un padre, madre o tutor que tenga total conocimiento del desplazamiento. 

Homologación de títulos extranjeros 

Para poder comenzar estudios en España, como hemos visto anteriormente, es necesario contar con la homologación o convalidación de los títulos obtenidos previamente. En este sentido, la homologación de títulos de educación no universitaria supone la declaración de equivalencia respecto de los títulos del sistema educativo español. Por su parte, la convalidación supone la declaración de la equivalencia de aquellos títulos a efectos de continuar estudios en un centro docente de España. 

La homologación o convalidación es solicitada por quienes hayan cursado estudios en sistemas educativos extranjeros y deseen ingresar a una universidad española. Los requisitos para lograr la homologación o convalidación son los siguientes:

  • Los estudios realizados deben tener validez oficial en el sistema educativo del país de orígen.
  • Debe haber suficiente equivalencia con el título español de referencia, tanto a nivel académico como en términos de duración y contenido.
  • El título debe avalar estudios que han sido superados conforme al funcionamiento del sistema educativo de orígen.
  • El centro de estudios tiene que estar debidamente autorizado por la Administración educativa española, en caso de que se trate de centros extranjeros radicados en este país.
  • La persona interesada no debe haber contenido previamente el mismo título en el sistema educativo español.